Turbinas de granallado Rutten Long Life combinan un mejor rendimiento y mayores tiempos de funcionamiento con una reducción significativa de los costes de operación

Retrofit
La actualización y optimización técnica es en muchos casos una alternativa rentable a la compra de una nueva granalladora - con independencia de que la actualización incluya la sustitución de las turbinas, montaje de una mejor protección contra el desgaste o el equipo periférico adicional.
C-Blade
En comparación con las turbinas convencionales, el diseño especial de las palas patentadas en las turbinas Rutten produce una eficiencia operativa significativamente superior para que los resultados específicos de granallado puedan ser alcanzados con menores requisitos de energía y con menor consumo energético.
Gamma Blade
Con una vida útil de las palas de 30.000 a 40.000 horas de granallado - las palas en las turbinas convencionales alcanzan un promedio de sólo 2.000 horas de granallado - las turbinas Rutten Long Life ofrecen una mejora significativa en los resultados de tiempos de actividad, menor mantenimiento y gran reducción en los tiempos.
Rutten Gamma turbine
Ahorro en el consumo de energía del 25%, esta no es la única razón para la reconversión de las máquinas de granallado existentes con turbinas Rutten. Entre otras razones, los costes de repuestos son significativamente reducidos y existe un importante factor de ahorro en costes

"Retrofit" aumenta la productividad y la eficacia operativa

Para mantener la competitividad de las empresas en los mercados globales de hoy en día, se debe luchar constantemente para una mayor optimización de sus operaciones de fabricación. La conversión de las máquinas de granallado por Rösler turbinas de granallado Rutten de larga duración mejorará de manera significativa la rentabilidad de prácticamente cualquier operación de granallado. Gracias al diseño único de estas turbinas patentadas de alto rendimiento,  se produce un ahorro energético de más del 25%. Al mismo tiempo, la vida útil de las palas de propulsión es de 30.000 a 40.000 horas lo cual repercute significativamente en tiempos mayores de actividad y reduce drásticamente los costes de mantenimiento y piezas de repuesto. Muchas empresas, como, por ejemplo, el productor de acero sueco SSAB o la fundición alemana Heunisch GmbH han aprovechado el programa Rösler Retrofit para aumentar la productividad y eficiencia de sus operaciones de granallado.

Las máquinas de tratamiento de superficie están generalmente sujetas a un cierto grado de desgaste. Esto es especialmente cierto para los equipos de granallado que se ejecutan en varios turnos y que a menudo requieren de paradas largas con gastos de producción, mantenimiento y funcionamiento extremadamente altos. Otro factor de coste importante es el alto consumo general de energía en estas máquinas. En muchos casos, la mejora del equipo no sólo proporcionará tecnología de última generación, sino que también mejorará considerablemente la eficiencia general de costes. Dentro de su alcance, el programa "TuneUp" de Rösler Oberflächentechnik GmbH se creó a servicio de una organización que trata exclusivamente la optimización y la revisión técnica de las actuales máquinas de granallado - independientemente de la marca o modelo. Este programa también incluye el equipamiento de máquinas de granallado con turbinas Rutten de larga duración para el que Rösler no sólo posee las respectivas patentes, también es el fabricante y proveedor exclusivo de repuestos y piezas de desgaste. Estas turbinas de alto rendimiento están disponibles con palas Curved-C y palas Gamma-Y. Este último tiene dos superficies de trabajo dispuestas en una forma de "Y" que permite el granallado en ambas direcciones de la turbina.

Reducción de los tiempos de parada de la turbina en un 90% y los costes de piezas de recambio en un 50%
El sueco SSAB AB, uno de los proveedores líderes del mundo de acero de alta resistencia, decidió modernizar el equipo de granallado en su planta de SSAB EMEA en Oxelösund. La producción de la compañía con cerca de 8.100 empleados, ubicados en 45 países, ascendió cerca de 5.500 mil toneladas métricas de acero bruto en 2012. La planta sueca en Oxelösund se considera uno de los más importantes productores de acero templado del mundo. Las líneas de producción de las 2 fábricas usan principalmente planchas de acero y chapas resistentes Hardox. Antes de templar la materia prima deben someterse a un proceso de limpieza en la línea equipada con dos máquinas de granallado. Otras dos máquinas de granallado se integran en la línea de pintura. Cinco equipos de trabajo de mantenimiento y reparación 24/7 (7 días a la semana durante todo el día) aseguran que la línea funcione sin problemas con un mínimo de tiempo de inactividad. Kent Forslund, quien como director de mantenimiento de la línea de producción 2 es responsable de la programación de los trabajos de mantenimiento y la rentabilidad del equipo, explica: "Con nuestras 4 máquinas de granallado de tres proveedores diferentes la que lleva la turbina de palas originales fue generalmente la que tiene un desgaste más rápido. Esto requiere una gran cantidad de trabajos de mantenimiento, que se traduce con frecuencia en equipos con tiempos de paradas largos y repuestos de alto coste. Además, puede ocurrir que una turbina de granallado se desintegre por completo causando daño a la otra turbina y a la cámara de granallado. Por esta razón, hemos equipado todas nuestras máquinas de granallado con turbinas Rutten". Las 32 turbinas originales de las cuatro máquinas de granallado en SSAB EMEA fueron sustituidos por turbinas Rutten, cada una con una potencia instalada de 22 kW. La decisión de esta importante actualización con turbinas Gamma-Y de alto rendimiento se basó en las excelentes características operativas. Esto incluye el servicio de larga vida útil de las palas que fácilmente alcanzan entre 30.000 y 40.000 horas de granallado, antes de tener que ser remplazadas. Las palas en las turbinas convencionales tienen una vida útil de un promedio de 2.000 horas. El gerente de mantenimiento continúa: "La tasa de desgaste en las turbinas Rutten es muy baja por lo que el trabajo de mantenimiento general y el mantenimiento relacionado con los tiempos se redujeron drásticamente. Además, nuestros costes generales de repuestos se redujeron alrededor del 50%". Las turbinas Rutten también contribuyen a una productividad mucho más alta: El diseño especial de las palas patentadas asegura un movimiento altamente "fluido" de la granalla. Esto, en combinación con una óptima transferencia de la granalla sobre las palas, produce una tasa de flujo de granalla y velocidad mucho más alta en comparación con las turbinas convencionales funcionando en las mismas RPM y con diámetros de turbinas idénticos. El efecto global es un acabado mejorado en las superficies resultantes de granallado con tiempos de proceso más cortos y menor consumo de la granalla. Kent Forslund resume con orgullo su experiencia: "Creo que a partir de la adaptación de turbinas Rutten en nuestras granalladoras se ha reducido los tiempos de parada de los equipos de granallado en un 90%"

Reducción del consumo de energía en un 25%
Otro aspecto importante de las turbinas de larga vida es que, debido a su mayor eficiencia operativa requieren menos energía: Los resultados específicos de granallado se pueden alcanzar con un motor de potencia más baja, lo que ayuda a reducir el consumo total de energía. Esta fue una de las razones principales por lo que la fundición Heunisch GmbH decidió seguir adelante con el programa de actualización. En sus cuatro plantas de producción esta empresa produce acero al carbono y componentes de aluminio con la tecnología de fundición de gravedad. El rango de servicios se extiende desde la ingeniería hasta el tratamiento superficial. Las operaciones de fabricación eficientes garantizan que la fundición siga siendo muy competitiva. En su planta de Steinach donde se hace ingeniería de fundición personalizada como GJL, GJS y Ni-Resist, los materiales se utilizan para la transmisión de los trenes, aplicaciones marinas, fabricación general de equipos y compresores y componentes de manejo fluido. Heunisch ha equipado tres máquinas de granallado de diferentes marcas con turbinas Rutten. Jürgen Frank, el director del departamento de mantenimiento de la fundición en Heunisch Guss, comenta: "Para que nuestras operaciones de granallado sean más eficientes estamos utilizando las turbinas Rutten en dos granalladoras de gancho y en una granalladora a cinta tapiz". Estas máquinas están equipadas con un total de 17 turbinas. La fundición también decidió utilizar las turbinas Gamma-Y. Jürgen Frank continúa: "Es muy difícil cuantificar con precisión los beneficios de este programa de actualización, pero estamos absolutamente seguros de que la reconversión en nuestras granalladoras con turbinas Rutten resultaron un ahorro de al menos el 25%".

Amortización rápida
En SSAB EMEA, así como en Heunisch el programa RetroFit ha contribuido de manera significativa a un considerable ahorro de costes y a la optimización del proceso de producción en general. Basándonos en la configuración individual de los equipos de granallado en el cliente, Rösler TuneUp determina las turbinas Rutten más adecuadas para que los clientes alcancen su objetivo, ahorren costes y tiempos de amortización. Para enfatizar el compromiso en este programa y el ahorro de coste esperado, Rösler ofrece una garantía especial, ofreciendo a los clientes la opción de devolver las turbinas dentro de un cierto período de tiempo: Si un cliente no está satisfecho con los resultados del programa  RetroFit, Rösler volverá a montar las turbinas originales libre de cargo dentro del período de tiempo especificado y le devolverá el precio de compra de las turbinas Rutten. La sustitución de las turbinas originales por turbinas Rutten requiere una inversión que asciende alrededor de 30 - 35% de los costes de la nueva máquina de granallado. Esta inversión se amortiza en dos o tres años por la drástica reducción de los costes de energía, mantenimiento y piezas de repuesto y menor tiempo de trabajo con una considerable reducción del consumo de granalla. Por supuesto, una vez que un cliente necesita remplazar la vieja máquina de granallado, la nueva máquina puede ser equipada con las turbinas Rutten. El montaje posterior de un equipo de granallado existente con turbinas Rutten mejora enormemente la eficiencia operativa de la máquina y es en muchos casos una alternativa rentable a la compra de una nueva granalladora. Los clientes también deben considerar si el rendimiento de un sistema de granallado existente podría mejorarse con equipos periféricos adicionales, o si el tiempo de actividad del equipo se puede mejorar en gran medida por la instalación de paquetes optimizados para la protección contra el desgaste en las áreas críticas de desgaste.


Rösler presentará su programa de requipamiento en la EMO, Hanover, 16 al 21 de septiembre.