RETROFIT : Optimización del proceso de granallado y reducción de los costes.

Las turbinas Rösler Long Life Gamma-Y
Mayor rendimiento y una mayor estabilidad del proceso: Las turbinas Rösler Long Life Gamma-Y.

Incremento del rendimiento no solo en aplicaciones shot peening.

Normalmente es extremadamente difícil, pero no imposible, incrementar la productividad y aumentar la eficiencia energética en las granalladoras convencionales. Un camino para resolver este dilema es, por ejemplo, modernizar la máquina existente con las nuevas turbinas de larga duración Rösler que aumentan la productividad y ayudan a reducir los costes operativos y de mantenimiento.
Cuando se necesitan mejorar tiempos de proceso, producción, la calidad de los acabados o requerimientos energéticos, muchas de las granalladoras que están trabajando actualmente no pueden alcanzar estas exigencias o lo logran con grandes costes. La división "Tune Up" de Rösler se dedica en exclusiva a la modernización de todo tipo de granalladoras y ofrece soluciones específicas para la optimización de los equipos.

Incremento del rendimiento y estabilidad del proceso y con reducción del desgaste de los equipos.

La firma OSK-Kiefer GmbH, con seis delegaciones en Alemania, es especialista en la subcontratación de los trabajos de granallado. Sus principales clientes son productores líderes de turismos y camiones, aviones, vehículos agrarios, transmisiones, bombas, compresores, etc.
En su planta de Petershausen, la compañía modernizó tres de sus granalladoras con Turbinas Rösler de larga duración Y 330, con una potencia de 7.5kW cada una. Los factores clave para tomar esta decisión, además de las nuevas exigencias de sus clientes, fueron el alto rendimiento de estas turbinas (un 30% mayor) y la larga vida de las palas (más de 10.000 horas operativas). Es oportuno mencionar que estas palas fabricadas en  metal duro son especialmente efectivas con granallas angulares muy abrasivas con una dureza de  hasta 64 HRC. Con esta granalla tan agresiva, las granalladoras con viejas turbinas se encuentran con tiempos operativos cortos y cambios constantes de las piezas desgastadas que entorpecen la producción.
Con las Turbinas Y 330, la firma OSK no solo ha logrado el rendimiento fijado sino que además todavía pueden mejorarlo. Además, tras 12 meses de funcionamiento, apenas notan ningún desgaste. Por supuesto, esto también ha ayudado a reducir los trabajos de mantenimiento. Otro aspecto importante es la estabilidad del proceso. Con las viejas turbinas los resultados de granallado fueron cambiando con el desgaste progresivo de las palas de proyección y los parámetros  debían ajustarse frecuentemente. Ahora los parámetros siguen constantes, lo que significa una enorme mejora.

Soluciones específicas para todo tipo de equipos de granallado

 "TuneUp" de Rösler, con su amplia gama de soluciones de ingeniería personalizada ofrece la  adaptación para  las máquinas de granallado de todas las marcas y diseños.
La gama de turbinas de eficiencia energética Gamma-G recientemente introducida en el mercado,  es otra adición importante a la cartera de turbinas Rösler. Combina el proceso con las  ventajas técnicas de las turbinas Rutten, la velocidad de proyección/ velocidad extremadamente alta y, posteriormente,  tiempos de ciclo más cortos  con el precio de compra más bajo.
Mediante la utilización de componentes de ahorro de energía, por ejemplo, unidades  IE03, la modernización de las granalladoras en Alemania está subvencionada por la BAFA con hasta un 30% de los gastos de inversión. Además, Rösler ofrece la posibilidad de probar de antemano las turbinas en casa del cliente, eliminando prácticamente cualquier riesgo para el mismo. Con cada prueba se entrega al cliente un análisis de los costos de operación haciendo la inversión totalmente segura.

Pero "TuneUp" es mucho más: Rösler también optimiza las protecciones anti desgaste, la reposición de granalla y los sistemas de limpieza para granalladoras. Por ejemplo, en aplicaciones de fundición, se instalan separadores magnéticos de alta capacidad para reducir la cantidad de arena residual en la granalla.

MAX-IMP: control automatizado del patrón de granallado

Con el sistema patentado MAX-IMP,  la división "TuneUp" también ofrece una solución elegante para el control automático del patrón de granallado. Durante el proceso de granallado, un sensor especial montado directamente en frente de la turbina, se mueve a la zona de máxima intensidad  para medir el flujo de granalla. Los resultados de esta medición son analizados por un controlador electrónico especial y se muestran en  unos pocos segundos. Este sistema fácil de manejar reemplaza al convencional, muy lento y sujeto a controles manuales del patrón de granallado. Con este nuevo sistema, se obtienen tiempos de actividad mas altos, menos costes operativos y más estabilidad del proceso.