"Hecho en casa" - la base para la fabricación en alta calidad

Las modernas estaciones de soldadura son una parte esencial del departamento de fabricación.
Las modernas estaciones de soldadura son una parte esencial del departamento de fabricación.
28 operarios cualificados producen componentes torneados con diámetros máx. de 1.400 mm (55 ") y longitudes de hasta 2.000 mm (79"). Los componentes con un máx. longitud y altura de 4000 x 2000mm (148 x 79”),  y pesos de hasta 12 toneladas métricas (26,400 libras) se fresan en casa.
28 operarios cualificados producen componentes torneados con diámetros máx. de 1.400 mm (55 ") y longitudes de hasta 2.000 mm (79"). Los componentes con un máx. longitud y altura de 4000 x 2000mm (148 x 79”), y pesos de hasta 12 toneladas métricas (26,400 libras) se fresan en casa.
La última inversión para ampliar la capacidad de producción en  casa ha sido la adquisición de dos ultra modernas prensas plegadoras.
La última inversión para ampliar la capacidad de producción en casa ha sido la adquisición de dos ultra modernas prensas plegadoras.
La modernización y optimización de una máquina existente, es con frecuencia una alternativa rentable a la compra de un nuevo sistema de granallado.
La modernización y optimización de una máquina existente, es con frecuencia una alternativa rentable a la compra de un nuevo sistema de granallado.
Los ingenieros de procesos altamente experimentados y capacitados analizan los parámetros del proceso incluidos los consumibles, en las instalaciones del cliente para optimizar la totalidad de los procesos de acabado en masa
Los ingenieros de procesos altamente experimentados y capacitados analizan los parámetros del proceso incluidos los consumibles, en las instalaciones del cliente para optimizar la totalidad de los procesos de acabado en masa

La fabricación y construcción de equipos complejos de alta calidad exige un alto grado de exigencia en el control de calidad interno durante los procesos de fabricación. Sin embargo, la calidad no es la única razón por la que Rösler opta por mantener la totalidad de sus actividades productivas y de servicios en sus instalaciones. Ser independiente de los "caprichos" de los proveedores permite a la empresa reaccionar mucho más rápidamente a las variaciones y los requerimientos del cliente.

En los últimos años, la externalización de servicios de fabricación y de servicios IT ha aumentado en general. La principal razón es la expectativa de reducir los costes.

Rösler está llevando a cabo la estrategia opuesta y  está expandiendo continuamente sus capacidades de producción propia.
Esta decisión forma parte de los altos estándares de calidad de sus productos, así como un enfoque total en sus clientes. La cadena de proceso completa de desarrollo / construcción, relativo a la venta, al suministro de piezas, al montaje final y servicio post-venta, se concentra bajo un mismo techo. Esto garantiza el seguimiento efectivo sin ninguna pérdida de información que suele producirse al externalizar algunas etapas de la producción. Otro aspecto de gran valor de esta filosofía "hecho en casa" es el intercambio de ideas entre fabricación, ingeniería y servicio que se está ampliando constantemente a base del "saber hacer" de la compañía.

Desde la ingeniería al transporte

En la factoría situada en Untermerzbach, Alemania, trabajan numerosos profesionales preparados para el desarrollo y fabricación de las máquinas. Por ejemplo, el departamento de ingeniería emplea a 85 profesionales altamente capacitados y con experiencia (61 en mecánica y 24 en ingeniería eléctrica). La fabricación de piezas de acero (calderería), mecanizado y montaje del cuadro eléctrico, se realiza directamente en las instalaciones de Rösler.
En 2007 el departamento de fabricación  fue ampliado,  ahora posee dos equipos de corte por láser y plegado, así como varias estaciones de soldadura, que se caracterizan por una calidad de trabajo superior a la media. De 2007 a 2013, el personal de fabricación aumentó de 16 a 52 empleados. El departamento de mecanizado es igualmente impresionante: Hoy 28 operarios cualificados producen componentes con diámetros máximos de 1.400 mm (55 ") y longitudes de hasta 2.000 mm (79"). Los componentes adicionales y más grandes, con una longitud máxima y  altura de 4.000 x 2.000 mm (148 x 79 "), y pesos de hasta 12 toneladas métricas (26.400 libras) se elaboran “en casa”.

La programación de los controles electrónicos también se realiza al 100% por especialistas de Rösler.

Antes de que el equipo sea enviado al cliente,  se somete a una prueba de  producción en la planta de Untermerzbach, por lo general con el cliente presente. Para ello, los sistemas están completamente instalados y probados por el departamento de instalación. Esto permite hacer cualquier cambio técnico de forma  rápida y rentable. Otra ventaja de esta aceptación preliminar es que la construcción y el desmantelamiento en la planta y la instalación del equipo en casa del cliente, a menudo se lleva a cabo por el mismo personal, la puesta en marcha definitiva por lo general, va mucho más rápido; una ventaja muy valiosa, sobre todo, si el equipo se exporta al extranjero. Las partes del sistema  pre-ensamblado se embalan también en Rösler; para el transporte tiene su propia flota de 14 camiones. El alto grado de producción propia también garantiza la disponibilidad rápida y fiable de repuestos, y reduce los tiempos de inactividad de las máquinas de nuestros clientes al mínimo.

El almacén de gran altura totalmente automático con 7.700 nichos para el almacenamiento de pallets accesibles individualmente (puesto en marcha en enero de 2013), desempeña un papel importante en los esfuerzos de la compañía para suministrar los repuestos y piezas de desgaste necesarios con máxima urgencia y en el menor tiempo posible.

Servicio Postventa- durante toda la vida de los equipos

Además de la notable profundidad en la fabricación interna, la orientación al cliente Rösler también está documentada por el excelente servicio post-venta.
Este departamento se compone de dos grupos que sirven al acabado en masa y las divisiones de equipos de granallado con un total de 70 profesionales internos de atención al cliente (suministro de repuestos y la programación de las llamadas de servicio) y personal de servicio de campo (ingenieros de servicio).
Servicio al cliente también incluye la ingeniería de piezas de repuesto para la reparación y modernización de equipos antiguos.

En todas nuestras divisiones, los ingenieros de servicio realizan formación continua proporcionándoles los conocimientos y habilidades para ser  capaces de resolver rápidamente cualquier problema del cliente. Dado que todos los ingenieros de servicio Rösler también se someten a una rigurosa formación eléctrica,  no sólo pueden resolver los problemas mecánicos, sino también eléctricos.

Simplificación de los Procesos de acabado en masa existentes

Rösler también dispone de un equipo de ingenieros de proceso calificados, que ayudan en la adaptación de los sistemas de acabado en masa existentes a los nuevos requisitos técnicos, la optimización de procesos complejos, o simplemente la resolución de problemas en el proceso diario. En las instalaciones del cliente, los ingenieros de proceso analizan los requisitos técnicos, los parámetros del proceso y los consumibles utilizados. Con base en este análisis se definen y aplican los cambios necesarios para optimizar todo el proceso.

TuneUp / RetroFit: Equipos para una mayor productividad y menor consumo de energía

El programa de reequipamiento, por ejemplo, con turbinas Rösler de larga vida, o el sistema MAX-IMP para un mejor control del patrón de granallado, generalmente dan como resultado una mejora significativa del granallado y al mismo tiempo, tiempos de ciclo más cortos. Además de optimizar el proceso general de granallado, estas turbinas de alto rendimiento también requieren hasta un 25% menos de energía y pueden ser instaladas en cualquier máquina de granallado, independientemente de la marca o modelo! El sistema MAX-IMP patentado, utiliza un sensor que mide la posición del flujo de granalla  y genera un análisis del patrón de granallado en unos pocos segundos. Esto ayuda a optimizar el ángulo de proyección de la turbina. 

Las inversiones para el futuro - incluyendo personal bien cualificado

El alto nivel de integración vertical y el  enfoque en la calidad y el servicio,  requiere la voluntad de invertir - no sólo en el equipo, sino también en las personas. Por esta razón, Rösler mantiene un programa de educación y formación profesional permanente para  jóvenes, preparándolos para una gran variedad de profesiones en la industria manufacturera. Actualmente 56 jóvenes de ambos sexos se forman para las diversas profesiones de fabricación, como el mecanizado, la fabricación de acero, mecánica y electrónica. Otros 29 alumnos se forman en áreas como la logística, laboratorio o comerciales industriales. El objetivo es, por supuesto, emplear a estos jóvenes a tiempo completo en la empresa después de su graduación.