Bruñido en continuo de perfiles guías con bolas

Sistema de vibratorio lineal
En Sistema de vibratorio lineal de alimentación continua R 350/4400 DA - KP se utilizan satélites de acero inoxidable como abrasivo para el desbarbado y pulido de perfiles guía.
pieza de trabajo

Un acabado superficial que cumple con los estrictos requisitos de calidad

Un conocido fabricante de hardware necesitó una solución automatizada para desbarbar los perfiles guía y eligió un sistema lineal vibratorio de alimentación continua de Rösler.

Los perfiles guía, que varían en longitud de 8 pulgadas (20 cm) hasta 80 pulgadas (dos metros) se utilizan para cajones de muebles de cocina domésticos y comerciales, así como en mobiliario de oficina y sistemas industriales de almacenamiento. Hasta hace poco el cliente eliminaba las rebabas  de anteriores procesos de estampación manualmente y creaba un elegante, semi-acabado pulido en la superficie de las piezas. Sin embargo, el volumen de producción cada vez mayor y las presiones para la reducción de costes hacía que la operación de acabado manual no fuese factible. En su búsqueda de un adecuado sistema mecánico automatizado el cliente contactó Rösler y otros fabricantes. Al final, el cliente eligió el sistema vibratorio de alimentación continua de Rösler, porque fue diseñado para cumplir  con los  requisitos técnicos específicos del cliente. Por ejemplo, el área de descarga de sus piezas, fue modificada para evitar que éstas cayesen de forma aleatoria "de pie", y pudiesen dañarse y bloquear el flujo general.

Bola de pulido con satélites de acero inoxidable
La cuba de trabajo del sistema de acabado vibratorio de Rösler tiene una anchura de 14 pulgadas (350 mm) y una longitud de 14,5 pies (4400 mm). Las piezas con una longitud de hasta 40 pulgadas (1000 mm) son automáticamente introducidas en el sistema, mientras que las piezas más largas deben ser colocadas en la cuba de trabajo a mano. Debido a su alto peso, los satélites de acero inoxidable fueron elegidos como abrasivos para proporcionar el acabado superficial deseado en siete minutos - un tiempo de proceso relativamente corto. Seis motores especialmente diseñados colocados debajo de la cuba trabajo y funcionando a una velocidad máxima de 3000 RPM generan suficiente energía vibratoria para proporcionar un óptimo movimiento de piezas/abrasivos en el interior de la cuba de trabajo. Los tiempos de proceso se pueden ajustarse con una inclinación simple y fácil de realizar, de la cuba de  trabajo. Por ejemplo, el tiempo de recorrido de guías de perfil muy largas a través de la cuba de trabajo se puede establecer en 10 minutos. La inclinación de la cuba también garantiza el correcto nivel de abrasivo de la cuba al completo. Después del proceso de bruñido con bolas, las piezas se pasan a través de una estación de lavado de pulverización donde se limpian con una mezcla de agua y compuesto. Dado que la superficie de las piezas debe estar en conformidad con las normas vigentes de higiene alimentaria, se utilizan compuestos de limpieza especiales.


Después de que las piezas terminadas se hayan secado con sistemas calefactores, mazorca de maíz de secado…, pasan a  través de una estación de soplado con aire para asegurarse de que no hay polvo residual en la superficie de las piezas.