Adaptación óptima – Granalladora RDGE 600 L

RDGE 600-L
La nueva máquina de granallar en continuo a cinta de malla de alambre RDGE 600-L no sólo requiere menos espacio, sino que también ofrece una alta eficiencia energética y rentable, así como un tiempo de actividad considerablemente mayor.
RDGE
El reciente diseño del sistema de reciclaje de granalla está situado en un lado de la máquina.
La nueva granalladora a cinta malla de alambre RDGE 600-L ha sido diseñada especialmente para las condiciones técnicas operativas que generalmente se encuentran en la industria de la fundición de metales blandos.

Excelente resultado en limpieza a chorro y granallado con bajos costes operativos y resultados de proceso consistentes y repetitivos - estos son los requisitos prioritarios para los equipos de los fabricantes y proveedores del sector de la automoción. Con la nueva granalladora en continuo a cinta malla de alambre de Rösler, la RDGE 600-L cumple plenamente los requisitos para la económica, efectiva y eficiente limpieza a chorro de dichas piezas. Las principales características técnicas de la RDGE 600-L son su diseño compacto requiriendo muy poco espacio, fácil mantenimiento y un elevado tiempo de funcionamiento del equipo.
  
Concepto de máquina compacta y versátil
Este sistema de limpieza no requiere foso y permite el procesamiento de piezas con un ancho máximo de 600 mm y una altura de 250mm. Estas dimensiones abarcan una gama muy amplia de troquelado. Con una base de 5800 x 2560 x 4280 mm (LxWxH), esta granalladora a cinta malla de alambre requiere mucho menos espacio que otras granalladoras utilizadas para el procesamiento de la misma gama de componentes. La colocación especial de las turbinas de granallado permite un diseño más compacto de la cabina. El posicionamiento óptimo de cuatro turbinas de 7,5 kW fue determinado mediante una sofisticada simulación por ordenador que permite la adaptación ideal de la granalladora a los requisitos solicitados y garantiza unos resultados de alta calidad constantes. El revestimiento anti-desgaste sin huecos de la cabina de granallado, consiste en la superposición de placas de acero al manganeso remplazables, ofreciendo una protección ideal contra el desgaste prematuro.

El transporte en continuo de las piezas a través de la máquina se lleva a cabo en una cinta malla de alambre. La altura de carga de 1.000 mm asegura unas condiciones de trabajo ergonómicamente ideales para la carga manual de los elementos. El diseño compacto de la RDGE 600-L facilita la automatización del proceso de carga de las piezas y permite una fácil integración de la máquina de granallado en una o más células de fundición.

Eficiencia energética y funcionamiento fiable

El diseño compacto reduce al mínimo la necesidad de sinfines longitudinales y transversales para el transporte de la granalla. Esto representa un ahorro considerable en las costosas piezas de desgaste y también ayuda a reducir la energía necesaria reduciendo los costes de funcionamiento y las emisiones de CO2. El nuevo diseño del sistema de reciclaje de granalla permite que todos los componentes de reciclaje puedan ser colocados en un lado de la máquina. Debido a la mejora en la accesibilidad a todas las secciones de la máquina que requieren mantenimiento regular, los trabajos de mantenimiento no sólo son más fáciles, sino que también son mucho más rápidos. Esto garantiza un tiempo de actividad de la máquina excepcionalmente alto.


Como proveedor integral, Rösler GmbH es  líder internacional en la producción de acabado de superficies, máquinas de granallado, sistemas de pintura y líneas de conservación, así como el proceso tecnológico para el acabado de superficie (desbardado, descalcificado, desarenado, pulido, esmerilado…) de metales y otros componentes. Además de las plantas de Alemania en Untermerzbach y Bad Staffelstein, el Grupo Rösler tiene filial en Gran Bretaña, Francia, Italia, Países Bajos, Bélgica, Austria, Suiza, España, Rumanía, Rusia, China, India, Brasil, Sud África y USA.