Pulido con Rösler: para que sus piezas brillen

El tratamiento superficial mediante el pulido no solo requiere una técnica de procesos particularmente desarrollada, si la pieza correspondiente tiene que alcanzar un funcionamiento y una vida útil óptimos. En cierto modo, este último tratamiento, es el que realmente define el nivel de calidad de quien trata la pieza. Porque las superficies muy lisas y/o con un alto grado de brillo se consideran un símbolo de estética y calidad probadas.

Este tipo de superficies de alto rendimiento y bajo nivel de rugosidad se precisan sobre todo en la tecnología médica, la construcción de turbinas y engranajes, la industria joyera y el sector automotriz. El pulido de piezas puede optimizar la resistencia al desgaste y minimizar el consumo energético y la formación de ruidos. Gracias a su propio programa  de abrasivos y pastas para pulir y a una amplia variedad de sistemas de acabado en masa, tanto en procesos húmedos como secos, Rösler ofrece las soluciones ideales para satisfacer sus necesidades en cuanto a pulido.

Máquinas para el Acabado en Masa

Máquinas de Granallado

Piezas posibles para el proceso "Pulido / Alisado"

  • Cubiertos
  • Clips
  • Álaves de turbina
  • Varias piezas de plástico
  • Pinzas de resorte
  • Casquillos de bala
  • Cañones de las armas
  • Remaches huecos
  • Articulaciones de la cadera
  • Cerámica de ingeniería
  • Engranajes cónicos
  • Componentes de aislamiento, fundas de aislamiento
  • Componentes cerámicos y zócalos
  • Alicates universales
  • Anillo rodamientos
  • Portalámpara
  • piezas de aviones
  • Cucharillas para el café
  • Cospeles
  • Carcasa del cartucho
  • Marco de la pistola
  • Rodelas base
  • Interruptor y componentes para instalaciones eléctricas
  • Bloqueo de la caja de cilindros
  • Fijaciones de esquí
  • Enchufe
  • Palas de la turbina
  • Segmento de álabes de turbina
  • Llave inglesa