El procedimiento ISF® de Rösler: para superficies superfinas

ISF® significa “Isotropic Superfinishing”: acabado en masa acelerado químicamente. El procedimiento patentado en cooperación con REM-Chemicals se desarrolló con el fin de tratar piezas de alta calidad protegiendo sus bordes al máximo. Se utiliza sobre todo en la industria aeroespacial, en la fabricación de motores y vehículos de carreras, en la tecnología médica, así como en componentes de alta precisión.

El procedimiento ISF® es la combinación ideal entre el tratamiento químico y mecánico de superficies. Gracias a compuestos ácidos, primero se aplica una fina capa de óxido sobre los componentes a tratar, que después será eliminada con los abrasivos seleccionados en función del tipo de pieza. De esta manera se generan superficies superfinas (valores de rugosidad en el acabado final de hasta Ra = 0,02 μm, Rz = 0,14 μm) que logran disminuir los ruidos de desbobinado y de desplazamiento de los componentes, la fricción y el consecuente gasto energético, así como la prolongación de los intervalos de mantenimiento y la vida útil.

Máquinas para el Acabado en Masa

Piezas posibles para el proceso "ISF®"

  • Mecanismo diferencial
  • Engranajes
  • Muelles, resortes
  • Piezas de engranaje para la industria
  • Hebillas de cinturón y accesorios
  • Engranajes de Helicóptero
  • Cigüeñales
  • engranaje planetario
  • Barras para bielas
  • piezas de engranaje
  • Piñón helicoidal
  • palas de la turbina
  • Rodamiento de bolas, junta de bola
  • herramientas
  • Engranajes